FANDOM



Es el vigesimocuarto capitulo del AF "Kairuru ö torimaku mondai". Fue estrenado el día 11/06/2016.


Episodio

El episodio comienza con Raito corriendo hacia uno de los muchos templos del Heaven, este era mucho más grande que los anteriormente vistos, porque ahí se reunían los Altos Arcángeles. Raito abrió las puertas rápidamente sin temor a interrumpir la reunión y grito:

Raito: ¡Emergencia! ¡La Tierra está en inminente peligro de nivel APOCALIPTICO!

Alto Arcángel de la Luz: ¿Qué pasó Raito?

Raito: ¡Los 4 jinetes del apocalipsis han sido liberados! ¡Y están en Sapporo, Japón!

Alto Arcángel de la Verdad: ¿Hay alguien encargándose de ellos?

Raito: ¡La ángel de la justicia Kairuru! ¡Señor!

Alto Arcángel de la Valentía: ¡Hay que hacer algo rápido!

Alto Arcángel de la Luz: ¡Tranquilos! ¡Hemos ensayado esto antes!

Los 6 Altos Arcángeles presentes en el templo se reunieron en el centro de este y juntaron sus manos. Empezaron a crear una esfera de luz, similar al Sol, como si fuera un modelo a escala. La imagen cambia y se ve al Sol de verdad. Los Altos Arcángeles utilizan su energía para hacer que el Sol dispare un rayo de luz muy potente formado por las mismas partículas del Sol. El rayo es disparado exactamente al centro de Sapporo, pero algo evita que el Rayo alcance a la ciudad.

Alto Arcángel de la Luz: ¡¿Pero qué?! ¡Se supone que debería haber funcionado!

Alto Arcángel de la Verdad: ¡Algo o alguien debe de estar contrarrestando nuestro poder!

Ahora se ve a Muerte y a Kairuru, en el campo de batalla.

Muerte: Bueno, me retracto, creo que antes de empezar… podríamos hablar un poco.

Muerte utiliza de nuevo el bastón con el que creó su torre y tele-transporta a Kairuru y a el mismo a una dimensión alternativa, o más bien a una ilusión similar a ello. Se ve que están en una plataforma con piso de cuadros negros y blancos, como en el Ajedrez, además de estar levitando encima de un extenso terreno dominado por el fuego. Muerte encierra a Kairuru en una jaula de huesos.

Kairuru: ¿Ah? ¡Déjame salir!

Muerte: No

Muerte aparece una silla también de huesos en la jaula de Kairuru, esta se sienta en la silla pero sus brazos son atrapados con más huesos.

Kairuru: ¿¡Que!?

Muerte: No podía decidirme entre la clásica jaula o la encantadora silla atrapa-tontos, así que use los 2, ¿No es genial?

Kairuru: Grr…

Muerte: La verdad… es que no es la primera vez que nos encontramos, una vez me visitaste, y no me gustan las visitas a mi hogar, ya que son muy problemáticas, ahora yo vine a tu mundo a visitarte, a ver si te gusta, ja ja ja.

Kairuru: Oh… ya lo había olvidado.

Muerte: Bueno, ¿Qué tal si vemos tu expediente?

Muerte aparece un expediente envuelto en llamas y lo agarra, luego apaga el fuego y lo abre.

Muerte: A ver… eres Kairuru Yukiona Tomizaka Utagawa, tienes 15 años. Muertes relacionadas, Nio, Yukan, el ángel de la Valentía. Je… Tú los mataste, ¿Verdad?

Kairuru: Grr…

Kairuru voltea la mirada.

Muerte: Y… tienes una madre muerta, que te dejó cuando tenías… 5 años. Que “Triste” historia, ja ja ja…

Muerte sigue riendo sarcásticamente, mientras Kairuru se ve alterada por la mención de su madre.

Kairuru: Grr… tu…

Muerte: ¿Yo?

Kairuru: No dejaré que le hagas nada malo a mi mundo, y menos ahora que tengo un título de Ángel. No acepto monstruos tontos y sarcásticos en mi jurisdicción.

Muerte: Je… Creo que ya podemos empezar.

Muerte transforma su bastón en una Hoz y libera a Kairuru, además de aumentar el tamaño de la plataforma en la que estaban.

Muerte: ¿Sabes una cosa? Adoro los juegos de mesa, y más cuando tengo con quien jugar, ¿Quieres jugar Ajedrez?

Muerte invoca 8 esqueletos con pequeñas espadas que atacan a Kairuru, esta los destruye fácilmente.

Kairuru: ¿ESO es todo lo que tienes?

Muerte: Estoy comenzando.

Muerte invoca 2 enormes monstruos con forma de torres vivientes hechas de huesos, que golpean el suelo, Kairuru lo esquiva saltando y subiendo al brazo de uno. Lo termina tirando al suelo de un golpe en la cara, y al otro lo tira de la plataforma con un Giga-brimstone. Muerte invoca 2 caballeros esqueléticos, que atacan a Kairuru con una técnica consistente en rodearla siendo esta el centro de un círculo, para luego atacarla y confundirla, poniendo a prueba sus reflejos.

Kairuru: ¡Ah! ¡Ah! Grr…

Kairuru termina alcanzando a uno de ellos con un golpe, y al otro con su cola, tirándolo al fuego.

Kairuru: ¿Tienes más?

Muerte: ¿Tú tienes ganas de más?

Muerte invoca una criatura gigante huesuda, que resulta representar a la reina, que intenta atacar a Kairuru con manotazos. Kairuru recibe algunos golpes, pero se agarra a una mano y la corta al medio con un brimstone. Kairuru sube por el brazo de la Reina, esta intenta golpearla con su otra mano, pero Kairuru lo esquiva agachándose. Kairuru termina con la Reina agarrando su cuello con su cola y tirándola al fuego, no sin antes decapitarla.

Muerte: Impresionantemente… aburrido, mejor empezamos de una vez con el calentamiento.

Kairuru: Ah… ah… ¿Q-que?...

Kairuru suspiraba por el cansancio y la adrenalina. Muerte arremete contra Kairuru con un quíntuple corte de hoz, y solo alcanza a rasgar un poco su ropa. Kairuru intenta quitarle la Hoz con su cola, pero Muerte la sostenía con mucha fuerza, así que la técnica se invierte y Muerte tira contra el suelo a Kairuru.

Kairuru: Agh…

Muerte aprovecha y golpea a Kairuru en la cara con la parte más dura de su Hoz.

Kairuru: ¡Ah!

Kairuru empieza a sangrar levemente por su mejilla izquierda. Muerte decide cortar la cola de Kairuru con su Hoz, causando que la chica suelte mucha sangre.

Kairuru: ¡Ahhh!

Muerte: Agh… que aburrido sufrimiento.

Kairuru patea a Muerte en su pierna derecha, haciendo que este se caiga hacia atrás y suelte su Hoz. Kairuru se levanta rápidamente y toma la Hoz de Muerte, procede a golpearlo con ella en el pecho, pero la Hoz se queda atrapada entre 2 de los huesos de Muerte. Este se levanta, saca su Hoz de su pecho, y se acerca amenazante e intimidantemente a Kairuru.

Kairuru: Ah…

Muerte: ¡¡¡!!!

Muerte corta la cabeza de Kairuru, la cual termina en el fuego… o al menos eso el creía, Kairuru había usado de señuelo la cabeza de uno de los caballeros para engañar a Muerte, quien procede a recibir un fuerte golpe en el pecho y termina al borde de la plataforma. Kairuru corre hacia el para rematarlo tirándolo de la plataforma, pero Muerte lo evita invocando una enorme mano de huesos que empuja a Kairuru hacia atrás. Muerte se levanta y quita el polvo de sus ropajes.

Muerte: Esto fue divertido en su momento, pero ya me está cansando. ¡Se acabó lo que se daba!

Muerte crea una versión esquelética enorme de sí mismo, y salta hacia la boca de su yo grande.

Kairuru: Pero… que… es… ¡¿Eso?!

El Muerte gigante intenta golpear a Kairuru con sus brazos. Kairuru intenta destruir los brazos con sus brismtone, pero no se ven afectados. Kairuru intenta electrificar al Muerte gigante con su rayo negro, pero no funciona. Kairuru lanza fuego demoniaco a la cabeza del Muerte gigante, pero solo consigue encender llamas donde deberían estar sus ojos.

Muerte: ¡Este es tu fin!

De repente, algo detiene el movimiento del Muerte gigante.

Muerte: ¿Eh?

Muerte pierde el control sobre su yo gigante.

Muerte: ¿Qué está pasando? (Cálmate, no importa, la atacaré directamente)

Muerte sale de su yo gigante de un salto y, cuando estaba a punto de golpear a Kairuru con su Hoz, algo pisa su espalda y este termina en el suelo, y la persona que estaba saboteando sus planes revela ser ¡Iruno! La mejor amiga de Kairuru, quien había practicado artes necrológicas desde que consiguió su libro.

Kairuru: ¡Iruno! ¡¿Cómo llegaste aquí?!

Iruno: Fácil, irrumpí en la necro-esfera dimensional de Muerte para salvarte. Costó lo suyo, pero creo que llegue justo a tiempo.

Iruno muestra que lleva con ella su libro en un bolso, y que tiene 2 varitas grises con rayas negras y blancas con las que utiliza su magia.

Iruno: Creo… que es mejor si me dejas tomar tu turno, mientras tu cola se regenera.

Kairuru: Me vale.

Kairuru retrocede dejándoles espacio a Iruno y a Muerte para pelear.

Muerte: ¿Qué es esto? ¿Una broma acaso? Una hechicera de tercer nivel cree poder hacerme frente…

Iruno: Tu tampoco eres tan sorprendente, jijiji…

Muerte levanta su hoz y golpea a Iruno, pero esta esquiva y contrataca con sus 2 varitas. Los 2 causan una explosión y comienzan a chocarse múltiples veces causando más explosiones. Luego empiezan a subir por fragmentos de la plataforma que se liberan y ascienden por los daños. Iruno junta sus 2 varitas mientras está suspendida en el aire, y crea un rayo blanco que se dispara rápidamente hacia Muerte, arrebatándole su Hoz.

Iruno: ¡Kairuru! ¡Rapido!

Kairuru se levanta y corre hacia donde iba a caer Muerte, pero este invoca a su Caballo bayo que patea a Kairuru, evitando su ataque.

Muerte: ¿Acaso creerían que bajaría la guardia así?

Muerte, sentado en su caballo, agarra su Hoz que caía directo hacía su mano.

Muerte: ¡ESTE ES SU FIN!

Muerte invoca múltiples rayos destructores negros en todo el lugar, y del suelo en llamas empieza a salir magma disparado, todo comienza a quemarse. La parte de la plataforma de Iruno se empieza a romper y esta se cae, pero Kairuru llega a tiempo para sostenerle el brazo.

Kairuru: ¡Iruno! ¡No te sueltes!

Iruno: ¡No lo haré!

Los rayos destructores empiezan a intensificarse y toda la plataforma tiembla, la mano de Iruno empieza a resbalarse.

Kairuru: ¡No! ¡No te resbales!

Iruno: Kairuru…

Kairuru: ¡No puedes irte ahora! ¡No justo ahora!

Iruno: ¡Kairuru!

Kairuru: ¿Eh?...

Iruno: Kairuru, suéltame.

Kairuru: ¡¡Pero qué dices!!

Iruno: ¡Sueltame!

Iruno usa su otro brazo para hacer que Kairuru la suelte, y la primera se cae al fuego.

Kairuru: No… ¡No! ¡Iruno! ¡NO!

Muerte: Pensé que esto terminaría con 1 sola muerte, pero no será así al final.

Muerte desvía todos los rayos destructores directamente hacia Kairuru.

Kairuru: No…

Kairuru usa un Giga-brimstone para contratacar los rayos.

Kairuru: ¡No! ¡No perderé ahora!

Kairuru, mientras que con una mano sostenía el Giga-brimstone, con la otra saca el Rosario Divino de su bolsillo.

Muerte: Espera… ¿Qué es eso?

Kairuru se pone el rosario en el cuello con 1 sola mano, y se transforma en la Ángel de la Justicia.

Kairuru: ¡Hora de hacer JUSTICIA!

Kairuru destruye todos los rayos destructores con puñetazos.

Muerte: Ay… mamá parca…

Kairuru despliega sus alas angelicales y vuela directamente hacia Muerte y su caballo.

Muerte: Grr…

Kairuru crea 2 espadas de luz en sus manos, las fusiona en una espada más larga y con fuego divino azulado, y corta la cabeza del caballo de Muerte, haciendo que este se caiga.

Muerte: Agh…

Muerte se levanta y enciende su Hoz con fuego demoniaco.

Muerte: ¡GRAAAH!

Muerte salta hacia Kairuru y esta vuela en contraparte, los 2 chocan sus armas causando una explosión tan grande que destruye la necro-esfera y los 2 vuelven al mundo real. Solo que Muerte había sido atravesado por la Espada de Kairuru.

Muerte: Agh… ahora que he muerto… debo de elegir a un sucesor…

Muerte saca lentamente un papel de sus ropajes, con 5 nombres, el tacha uno y marca el de abajo, luego suelta el papel y la pluma que había usado… solo para fallecer.

Kairuru: Lo… lo logré… (Pero Iruno no salió viva…)

Muerte: No exactamente…

En cuanto Muerte dijo sus últimas palabras, el espíritu de Iruno apareció frente a Kairuru.

EspIruno: ¡Kairuru!

Kairuru: ¡Iruno! ¡Eres un espíritu ahora!

EspIruno: ¡Sí! El reemplazo de encargado de la Muerte me da tiempo para hablar contigo una última vez.

Kairuru: ¡Qué bien! Eh… esto… Lo siento, por haberte soltado.

EspIruno: No tenías opción… supe que era mi destino desde que aprendí el hechizo de Visión de muerte propia.

Kairuru: Si…

EspIruno: Bueno, ¡Hay alguien que quiere saludarte!

Por un chasquido del espíritu de Iruno, los fantasmas de Yukan y Nio aparecen.

EspiriNio: ¿Estamos vivos ahora…?

EspirYukan: No compañero, somos espíritus.

Kairuru: ¡Nio!

EspiriNio: ¡Kairu!

Kairuru corre hacia donde estaba el espíritu de Nio.

Kairuru: ¡Nio! ¡Siento mucho haberte matado!

EspiriNio: Bueno… no fue tu culpa, estabas siendo manejada por el mal y esas cosas.

Kairuru: Bueno… hay algo que nunca pude decirte, y es que… Desde siempre ¡Me gustaste! Y nunca pude decírtelo…

EspiriNio: Si, ya lo sabía.

Kairuru: Espera… ¡¿En serio?!

EspiriNio: Sep, era muy obvio, lo siento, pero… creo que no podremos estar juntos, tristemente.

Kairuru: Cierto…

EspirYukan: ¿Hola?

Kairuru: Oh, sí, Yukan, perdona… me había olvidado de que estabas ahí, jeje…

EspirYukan: Si… Bueno, creo que ya tenemos que irnos Aprendiz, el sucesor tomará la Hoz pronto.

Kairuru: ¿Y quién es ese sucesor?

EspirYukan: Aun no se sabe, el único que lo sabía era Muerte.

EspiriNio: Bueno, ¡Hasta siempre Kairu!

Kairuru: Adiós…

Los espíritus de Nio y Yukan se desvanecen.

EspIruno: Bueno, aún hay otro espíritu con el que debes despedirte.

Kairuru: Oh… si… Iruno, con todo esto de ser un Demonio y luego una Ángel y así, no pudimos estar tanto tiempo juntas y…

EspIruno: No me refería a mí, sino a tu Madre.

Kairuru: ¿Qué?

El espíritu de la madre de Kairuru se hace presente.

EspiriKasura: Hola… Kairuru… hija mía…

Kairuru: ¡Mamá!

Kairuru corre hacía el espíritu de su Mamá y se abrazan.

EspiriKasura: Veo que has crecido mucho más desde nuestro último encuentro.

Kairuru: Si…

EspiriKasura: y que has aprendido muchas cosas, ¡Y haz hecho de este mundo un lugar mejor protegiéndolo! ¡Estoy realmente orgullosa!

Kairuru: Jeje…

EspiriKasura: Y lo siento… pero eso es todo lo que puedo decirte por ahora.

Kairuru: ¿Volveré a verte algún día?

EspiriKasura: Pues… probablemente, pero mientras tanto, puedes visitar mi tumba.

Kairuru: ¡Entendido!

EspIruno: Bueno, ya es hora de irse, Mamá Utagawa.

EspiriKasura: Si Iruno, gracias por llamarme aquí.

Kairuru: ¿Iruno?...

EspIruno: Yo… solo quise que te reunieras con tu Madre, eso es todo.

Kairuru: Bien… las quiero mucho a las 2…

EspIruno: ¡Hasta luego!

EspiriKasura: ¡Hasta siempre hija!

Los espíritus de Kasura e Iruno se desvanecen. Kairuru da un último suspiro en el campo de batalla, en el cual seguía lloviendo. La imagen cambia y se ve a Kairuru con un paraguas visitando la tumba de su difunta madre, mientras observaba la vieja foto en frente de la lápida, se le sale una lágrima por su ojo derecho.

Fin del capítulo.